Si estás pensando en hacerte tatuajes personalizados en Santander, tienes que tener claro que va a ser para siempre, tienes que estar a gusto con tu decisión y pensar bien el sitio donde vas a hacértelo. Si quieres unos consejos para inspirarte, vamos a hablarte de las zonas del cuerpo más demandadas a la hora de hacerse el primer tatuaje.

La espalda puede ser una buena zona para un primer tatuaje. Si eres reservado y no quieres que se vea a diario, puedes optar por tatuajes en la zona lumbar o en la parte superior de la espalda. Una frase que te guste o un diseño floral pueden ser buenas opciones para empezar. Además, los tatuajes personalizados en Santander siempre se adaptarán a tus gustos y a tu forma de ser, así que ve con una idea clara y el tatuador lo hará realidad en tu piel.

Otra de las zonas mas demandadas son los brazos. No es una zona que duela en exceso y tienes bastante donde elegir, desde la zona de la muñeca hasta el codo, o hasta el hombro. En esta zona lo normal es tatuarse una frase o un símbolo especial con significado, pero el abanico es tan amplio que todo dependerá de tu imaginación.

Si te atreves con tu primer tatuaje en el pie, que sepas que es una de las zonas más sensuales para hacérselo, aunque duela algo más. En el empeine es perfecto para lucirlo en verano, aunque tienes que cuidarlo bien para que esté perfecto durante mucho tiempo.

En Verger Tattoo te ayudamos a elegir o a diseñar el tatuaje que tienes en mente. Puede ser mucho más bonito de lo que imaginas, así que solo te queda venir a vernos y empezar tu aventura con el primer tattoo de muchos que estarán por venir.